Llame hoy:
(281) 463-4333

Dental Pediatrica & Ortodoncia infantil

<- Volver al blog
Salud bucal

¿Por qué elegir un dentista pediátrico?

Nos enfocamos en el cuidado general de la salud bucal de bebés, niños, adolescentes y pacientes con necesidades especiales, en el desarrollo de la salud bucal de nuestros pacientes al establecer una conexión temprana con ellos, sus padres y cuidadores. Esta relación es posible gracias a que el concepto del Hogar Dental está en la mente de los pacientes, y esto nos da la oportunidad de implementar hábitos preventivos de salud dental que mantienen al niño libre de enfermedades dentales.

 

Cada vez más nuestra especialidad se centra en la prevención, la detección temprana y el tratamiento de las enfermedades dentales, y podemos lograrlo con visitas divertidas y placenteras al consultorio dental pediátrico. Promoviendo y estableciendo la confianza con su hijo, ¡y durará toda la vida!

 

Durante mis cincuenta años de experiencia en odontología, he tenido el placer de haber tratado a los padres de mis pacientes actuales. Aunque han crecido, todavía recuerdan los cimientos de la confianza que hemos construido desde sus primeras citas dentales hasta que llegaron a la adultez. Esto es posible gracias a un estilo de comunicación adecuado entre nosotros, el objetivo del dentista pediátrico junto con el personal es ayudar a que todos los niños se sientan bien al visitar al dentista pediátrico y enseñar a los padres, cuidadores, así como al niño a cuidar bien de sus dientes.

 

Esta primera visita al dentista debe seguir lo que yo llamo la regla "Uno a uno" o mejor conocida como "One &One"; poco después de la erupción del primer diente y no más tarde del primer cumpleaños de su hijo.

Esta primera visita permite un examen temprano del diente y la lengua y la boca, esto puede llevar a la detección temprana de la caries dental en sus primeras etapas, y esto puede ser fácilmente tratado a tiempo; también podemos examinar otras anomalías en su desarrollo oclusal.

Es en esta primera visita que presentamos a los padres y al niño lo siguiente:

 

1-Un programa de cuidado preventivo en el hogar que incluye instrucciones sobre cómo cepillarse los dientes adecuadamente, el uso de hilo dental, la importancia de la aplicación apropiada de flúor, así como una dieta saludable.

 

2-Guía e información sobre las causas de la caries en la primera infancia y cómo prevenirlas, por ejemplo, discutimos que a veces las caries ocurren debido a hábitos de lactancia inapropiados o al consumo constante de jugos o bebidas endulzadas mientras se usan las tazas "Sippy".

 

3- Una descripción detallada de cómo los hábitos orales pueden conducir a la formación de maloclusiones, como el mal uso del pulgar y los hábitos de chupar los dedos.

 

4-Discuta sobre el trauma de los dientes.  Lo que los padres necesitan saber sobre la prevención de estas lesiones y por qué son esenciales, qué hacer en caso de que ocurra un shock y hacerles entender que el enfoque que sigue el dentista pediátrico es que los dientes primarios sostienen el espacio mientras se están formando los dientes permanentes.

 

5- Introducir la noción de crecimiento y desarrollo, en cuanto al tamaño de los dientes, discrepancias y otras anomalías, que si se detectan en el momento adecuado pueden prevenir maloclusiones.

 

Si el paciente crece en la adolescencia y se convierte en un adolescente, todavía necesitar áun dentista pediátrico que le brinde el tratamiento en esta edad de transición, ya que el paciente dental se encuentra en un período crucial, la metodología a seguir es diferente.  En este período de sus vidas, están mucho más preocupados por su apariencia, su imagen de sí mismos se ha vuelto muy importante para ellos, y mientras que algunos de los pacientes adolescentes están más preocupados por la posición inadecuada de sus dientes o mandíbulas, inclinándose hacia un tratamiento cosmético. Además, el dentista pediátrico evaluará si los pacientes con frecuencia conservan snacks y meriendas poco saludables, favoreciendo el consumo de bebidas dulces como parte de su dieta regular.  

Es en estas visitas, en la que la relación entre el dentista-paciente pediátrico y los padres evoluciona de la siguiente manera:

1-Proporcionar una guía con respecto a la alineación de los dientes para que erupcionen correctamente. Durante esta edad de transición del niño a la adolescencia, la detección precoz de las maloclusiones es crucial para evitar tratamientos más extensos e integrales. Si faltan dientes o están impactados, podemos ayudar a los pacientes en un modo de primera etapa, proporcionando ortodoncia preventiva o interceptiva. La colocación de aparatos para corregir hábitos, extraer los dientes que interfieren con la erupción de los Además, los pacientes con necesidades especiales son una parte integral de nuestra especialidad, por lo que la prestación de servicios de atención a estos pacientes es una preocupación del campo de los dentistas pediátricos. Las personas o los niños con discapacidades médicas, físicas o mentales significativas a menudo presentan desafíos para el dentista; sin embargo, nuestra capacitación nos permite atender sus necesidades dentales y brindarles la mejor atención posible para que puedan sonreír.

2- Implementar tratamientos preventivos tempranos, como los selladores o la llamada restauraciónes mínimamente invasivas o "rellenos sin perforación".

3 - Seguimiento del desarrollo de las muelas del juicio, así como del crecimiento mandibular, si se detecta a tiempo la derivación adecuada a un cirujano oral y ortodoncista puede ser muy beneficiosa.

4 - Aconsejar un cuidado preventivo de la salud dental apropiado para esta edad, especialmente proporcionando información sobre las perforaciones bucales (oral piercings), el consumo de tabaco, alcohol y de muchas otras "tendencias" que pueden interferir no sólo con su salud oral sino también con su salud mental.

Además, los pacientes con necesidades especiales son una parte integral de nuestra especialidad, por lo que la prestación de servicios de atención a estos pacientes es una preocupación del campo de los dentistas pediátricos. Las personas o los niños con discapacidades médicas, físicas o mentales significativas a menudo presentan desafíos para el dentista; sin embargo, nuestra capacitación nos permite atender sus necesidades dentales y brindarles la mejor atención posible para que puedan sonreír.

Por todas estas razones, usted debe elegir un dentista pediátrico para establecer el primer hogar dental de su hijo.
Compartir este artículo